España y Francia son los países con más bancos supervisados, tras Alemania, con una decena. Italia, por su parte, cuenta con cinco entidades examinadas y Reino Unido, Holanda y Suecia, cuatro cada uno. Los bancos que no se sometan a los test de estrés de EBA también pasarán supervisiones del BCE para conocer sus necesidades de capital.

Las notas, en el tercer trimestre

En 2014, último año en el que se hizo el examen a los bancos, la EBA requería que las entidades tuvieran más de un 8% de capital principal de primer nivel en un escenario normal y más de un 5,5% en un escenario de empeoramiento grave de la economía. 25 bancos suspendieron las pruebas.

La EBA no ha concretado los umbrales con los que trabajará en los test de 2016. “No se define un único umbral de capital para este ejercicio, pues los bancos serán evaluados frente a las ratios de supervisión relevantes con un balance estático”, ha indicado el supervisor en un comunicado. Los resultados de las pruebas se conocerán en el tercer trimestre.