En pocas palabras, la cultura importa.

Más allá de los grandes productos, la gran tecnología y las excelentes credenciales, ¿cuál es el ingrediente secreto del éxito para las compañías que forman parte de la lista Fortune 500? Cultura. ¿Cómo una cultura corporativa fuerte inspira motivación, pasión, lealtad y un equipo comprometido?

Cuando tu equipo puede comunicar la visión de la compañía de forma clara y concisa, son más propensos a convertir a los clientes en defensores de la marca. La gente quiere estar rodeado de amigos y compañeros de trabajo que comparten sus valores. Un valor de equipo siempre ha sido el resultado de un trabajo excepcionalmente duro. Por esta razón, es necesario un “entrenamientos del equipo” una o dos veces al año:

A la gente le gusta que se le tenga en cuenta por sus éxitos. Este reconocimiento público inspira a todos a querer seguir adelante para tener éxito y/o llegar a nuevas alturas en tus propios retos.
La gente quiere ser parte de una organización con objetivos claros, una meta compartida en toda la empresa.

La gente quiere ser parte de una empresa que ofrece un “doble resultado final.” Esto abarca tanto beneficios, así como el impacto (local y global).

Por esto, la cultura tiene el poder de inspirar a los empleados para moverse a sí mismos y para apoyarse unos en otros de una manera que, cuando se hace bien, es verdaderamente insustituible.

[vc_posts_slider count=1 interval=3 slides_content=teaser slides_title=1 thumb_size=large posttypes=post posts_in=7678]