El resultado acumulado de enero a septiembre sí que registra beneficios. En estos nueve meses BBVA ha ganado 1.702 millones de euros, un 11,8% menos que en el mismo periodo de 2014. De nuevo el beneficio acumulado habría sido mayor si se excluyeran los efectos de las operaciones corporativas. La entidad habría ganado 2.815 millones, un 45% más que hace un año.

Aumento de ingresos totales

A pesar del contexto adverso, Torres ha destacado que los ingresos de BBVA han aumentado hasta septiembre un 13%. Se sitúan en los 17.534 millones de euros. El margen de interés del banco, por su parte, se ha colocado en los 12.011 millones, un 10,5% más que hace un año, por el empuje de los países emergentes.

Las provisiones del BBVA se han reducido un 1,1% por el descenso de la morosidad del grupo, que se sitúa en el 5,6% a pesar de la integración de CatalunyaCaixa. Por países, el principal mercado es México, que aporta 1.513 millones a los resultados del grupo, un 12,2% más que en 2014. El negocio español aporta 1.101 millones al beneficio del banco, un 32% más que hace un año.