Dia cerró el tercer trimestre con un beneficio acumulado de 104,1 millones de euros. Con este resultado, la cadena de supermercados presidida por Ricardo Currás ha recortado un 53,2% sus beneficios respecto a hace un año. La empresa ha vinculado esta reducción a la venta de Dia Francia que realizó durante el pasado ejercicio.

Esta venta reportó a la compañía de distribución 76,2 millones de euros el año pasado, de los que ahora no dispone. Dia ha informado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de que su resultado neto ajustado se ha reducido un 4,6%, algo menos si se tiene en cuenta el dato a divisa constante (-3,6%).

Por otra parte, el beneficio bruto de explotación o Ebitda -resultado antes de impuestos- del grupo han aumentado un 6,9%, hasta los 427,2 millones de euros. De esta forma, el margen de la compañía española ha descendido 44 puntos básicos, hasta el 6,4%.

Las ventas de Dia han crecido un 14,9% entre enero y septiembre, hasta los 7.843 millones de euros. La cadena de supermercados hard discount ha atribuido esta mejora de la facturación a la integración de El Árbol y a la incorporación de las tiendas Eroski, que aportaron unos ingresos de 640,5 millones al grupo. 9,4 puntos del incremento de ventas corresponden a las tiendas de la marca vasca.