El conflicto normalmente se reduce a conversaciones que son cruciales y donde hay mucho en juego: las emociones son fuertes y las opiniones difieren. Es difícil dominar estas situaciones sin un alto grado de inteligencia emocional. Hay cinco errores comunes que se deben evitar y cinco estrategias alternativas para ir por el camino correcto.

[vc_posts_slider count=1 interval=3 slides_content=teaser slides_title=1 thumb_size=large posttypes=post posts_in=11500]