Los buenos resultados de Amazon llegan un año después de la mayor pérdida en 14 años, ocasionados por una fuerte inversión destinada a construir almacenes para guardar su mercancía. También hace un año la empresa dirigida por Jeff Bezos anunció el fracaso de su smartphone Fire, que le reportó pérdidas por valor de 170 millones.

Aterrizaje en la alimentación en España

Este trimestre Amazon facturó 25.400 millones de dólares, un 23% más que en el mismo periodo del año anterior, cuando ingresó un total de 20.600 millones de euros. El pronóstico de los analistas era que la compañía obtuviera una cifra de negocio de 24.900 millones de dólares.

La multinacional prevé acabar el año con ventas de entre 33.500 y 36.750 millones de dólares. Amazon, con 70 millones de referencias en su tienda online, vende desde hace unas semanas productos de alimentación en España, una nueva linea de negocio que compite con retailers españoles como Mercadona.