El Banco Santander ha suprimido las cláusulas suelo en las hipotecas, con lo cual sus empleados podrán beneficiarse de la bajada del euríbor. Este indicador de referencia para calcular los intereses de las hipotecas y otros préstamos se encuentra en mínimos. Este lunes está al 0,129%.

Con esta decisión, la entidad financiera cumple una sentencia del Tribunal Supremo que declaraba nulas las hipotecas de varios bancos al ser “poco transparentes”. Hasta ahora, el Santander no incorporaba cláusulas suelo en las hipotecas de sus clientes. Con la medida tomada ahora sus empleados tampoco tendrán esta acotación en sus préstamos.

En realidad la cláusula suelo no afectaba a todos los préstamos para la compra de vivienda del Santander, sino a unos 2.800 trabajadores. Procedían del Banesto, entidad absorbida en 2012 por el banco presidido por Ana Botín. Desde la integración de los dos bancos los sindicatos habían presionado para que toda la plantilla tuviera las mismas condiciones hipotecarias.

Ana Botín, última presidenta ejecutiva de Banesto, ha sumado 4.800 clientes a los beneficiarios de la eliminación de las cláusulas suelo. Este cambio entrará en vigor del 25 de octubre al 24 de noviembre y se produce a pocos días de que la Justicia se pronuncie sobre una demanda de la asociación de consumidores Adicae contra las cláusulas suelo en cien bancos.