Lo que no debes hacer cuando eres EL nuevo

¿Nuevo en la oficina? Tranquilo, todo el mundo pasa por ese trago alguna vez. Eso sí, para que lo pases de la mejor forma posible, te contamos en esta fotogalería todo eso que es mejor que no hagas si quieres empezar con buen pie y no siendo el raro (o algo peor) de la empresa.

Lo que no debes hacer cuando eres EL nuevo

Comer en tu mesa Puede que ningún nadie te haya invitado al comedor por timidez, por despiste o porque simplemente esperan que vayas tú. No te quedes en tu mesa, ve y relaciónate con tus compañeros en ese ambiente distendido.

Lo que no debes hacer cuando eres EL nuevo

Llegar tarde
A menos que no tengas un horario estipulado o trabajes en un país donde llegar tarde es algo bien aceptado socialmente, no llegues tarde, dará sensación de irresponsabilidad y desorganización. Trata de no salir de casa con el tiempo justo.

Lo que no debes hacer cuando eres EL nuevo

Estar atento al móvil en las reuniones
Cuando lleves años en la empresa quizá te puedas permitir el lujo de jugar al Candy Crush en las reuniones o pintar en tu libreta, pero al principio trata de escuchar y mostrar interés. O al menos fingir que lo haces, que no se te note distraído.

Lo que no debes hacer cuando eres EL nuevo

Tratar de ser excesivamente autosuficiente
Acabas de llegar y es normal que no sepas algunas cosas, empezando por una de las más básicas: dónde está el cuarto de baño. Te puede parecer una tontería, pero puedes ahorrarte escenas incómodas y fallos tontos con tan solo preguntar a alguien.

Lo que no debes hacer cuando eres EL nuevo

No abrir la boca
Si no hablas con nadie los primeros días, ¿cuándo esperas hacerlo? No es necesario que entres en la oficina tratando de entablar una conversación desesperadamente como en un ascensor, pero sí que al menos saludes y no contestes con monosílabos.

Lo que no debes hacer cuando eres EL nuevo

Quedarte de brazos cruzados
Si terminas las tareas que te han asignado, no te quedes parado, pregunta si hay algo más que hacer, si puedes ayudar o cualquier otra cosa que creas oportuna relacionada con tu puesto. El caso es que no te tomen por listo y por vago.

Lo que no debes hacer cuando eres EL nuevo

Cotillear
Trata de no hablar de más y mantenerte al margen de conversaciones en las que se hable mal o se opine sobre la vida personal de otro compañero o, peor aún, de un jefe. Acabas de llegar y lo que menos te interesa es buscarte enemigos.

Lo que no debes hacer cuando eres EL nuevo

Mostrar todas tus cartas
Está bien que demuestres que sabes hacer las cosas y que aportes tu visión o técnica, pero no dejes ver todo lo que sabes, puedes resultar arrogante sin querer serlo. Es mejor mostrar una actitud receptiva y sed de nuevos conocimientos.

[td_smart_list_end]