Aproximadamente la mitad de los emperadores que investigan a sus posibles empleados en las redes sociales han decidido no contratar a alguien en base a sus descubrimientos, según datos del CareerBuilder.

Estos son los malos hábitos que te impiden encontrar el trabajo de tus sueños:

1. Quejarse a través de las redes sociales reflejan una actitud negativa y sin perspectiva. Nadie quiere trabajar cerca de personas que están constantemente de mal humor.

2. “Un error es publicar actividades de ocio durante las horas de trabajo claramente definidas”, dice Kyle Thompson, estratega de marketing y propietario de Big Fish Consulting.

3. Sin duda uno de los mayores errores es publicar comentarios negativos acerca de los jefes anteriores o actuales. “Esta es una gran pista para otras empresas. Indica que el candidato carece de discreción profesional y de lealtad”, dice Val Matta, vicepresidente de desarrollo de negocios en CareerShift.

4. Publicar fotos inapropiadas. No solo fotos que involucran fiestas o consumo de alcohol, sino aquellas que pueden dañar la imagen corporativa de la empresa: armas, poca responsabilidad medioambiental… Cada vez que se publiques una foto o dejas que te etiqueten en alguna foto, pregúntate si querrías vérsela a personas que trabajen para ti.

5. No aprovechar LinkedIn: “Hay mucha gente que simplemente trata de ‘conectar’ con todas las personas que sea posible, pero me gustaría tener una estrategia diferente”, dice Bill Fish de ReputationManagement.com. “Sea lo más activo posible dentro de su área de especialización. Únete a grupos pertinentes, comenta artículos y haz lo que puedas para crear una marca personal”.

6. No tener una foto de LinkedIn. “Un perfil en LinkedIn con una imagen tiene once veces más probabilidades de ser visto”, dice Kelly Keating, co-propietario de Red Letter CVs.

7. “Tu perfil de las redes sociales es como un apretón de manos virtual. Se necesita una buena imagen, un título de gran alcance y los detalles que describan lo que te hace diferente de los otros candidatos”, dice Sheryl Johnson, fundadora de BD-Pro Marketing Solutions.

8. Es importante la discreción. ¿Tienes una gran entrevista? Fantástico, pero mantenlo en la intimidad. “Uno de los candidatos publicó en Twitter que había tenido muy buen encuentro con nuestro equipo y que no podía esperar a formar parte de nuestra agencia”, dijo Alyson Jamison, director senior del programa de Stalwart Comunicaciones. “Aún no había tomado una decisión y nos vimos intimidado por el hecho de que el candidato asumió que había conseguido el trabajo”.