Los March llegaron a ofrecer 570 millones por el edificio, de 230 metros de altura y 57 plantas, que tiene una superficie alquilable de 60.142 metros cuadrados. El edificio, diseñado por Henry N. Cobb, cuenta con 1.173 plazas de aparcamiento.

Cuarto edificio más alto de la ciudad

Por si el comprador del rascacielos no conseguía la ocupación al completo del inmueble, Villar Mir se ofreció a pagar la diferencia durante un periodo de diez años. En la actualidad, un 75% del edificio tiene como inquilinos a empresas del propio grupo.

El principal problema de la operación, más allá del elevado precio, es la rentabilidad esperada para el nuevo propietario, de alrededor del 4%. La Torre Espacio, inaugurada el año 2007, es el cuarto edificio más alto de la capital. Por delante de ella solo se encuentran la Torre Cepsa, la Torre de Cristal y la PWC.

Ampliación de capital de OHL

Los 600 millones de euros que pretende obtener la compañía con la venta del inmueble irán destinados a una ampliación de capital de OHL, dirigida también por Juan Miguel Villar Mir. El empresario busca así preservar su condición de accionista de referencia de la compañía.

Al no lograr ninguna oferta por esta cantidad, el empresario optó por fórmulas alternativas para obtener financiación. En las últimas semanas se deshizo de una participación del 2,9% en Abertis, compañía de la que todavía conserva un 16,06% de las acciones. Además, el grupo Villar Mir vendió el 10% de la inmobiliaria Colonial, donde sigue siendo accionista mayoritario con una participación cercana al 15%.