Tu relevancia para el puesto que solicitas

El currículum es la primera criba de reclutamiento de personal que has de pasar y éste debe reflejar bien que vales para el puesto que estás solicitando. Para que tu currículum refleje lo que tu reclutador busca, debes personalizarlo ajustándote a la oferta para la que postulas.

La confianza que tienes en ti mismo

Poner que posees un nivel alto de inglés o describirte con palabras positivas son algunos de los indicadores que pueden hacer vislumbrar la confianza que tienes en ti mismo. Aunque esto es más sencillo de demostrar en una carta de motivación o un resumen como el de LinkedIn.

El nivel en el que estás

Según los estudios y la experiencia que incluyas, el reclutador podrá ver en qué nivel estás sin pararse a leer mucho. Por ejemplo, si en la experiencia laboral incluyes toda clase de trabajos, hasta los más insignificantes, sabrá que estás en el escalafón más bajo de la profesión y quieres mostrar tus cualidades para conseguir una oportunidad.

El control de tu carrera (o la ausencia del él)

Si todos los trabajos que incluyes en tu experiencia laboral van en la línea de lo que has estudiado y de aquello a lo que postulas, esto puede denotar que tienes el control sobre tu carrera. Por el contrario, una vida laboral llena de saltos de gremio y puestos de trabajo que nada tienen que ver entre sí, puede denotar cierto descontrol.