Los últimos resultados trimestrales mostraron una clara dependencia de la marca a ese mercado, y cómo su producto estrella (el iPhone) ha pasado del primer al tercer producto en el orden de preferencias de los consumidores chinos, superado por Xiaomi y Huawei. En esta situación, incluso el propio Apple se preocupa de Apple. La competencia es cada vez mayor y feroz.

China es el mercado más grande e importante de Apple y, a su vez, Apple es una de las compañías estadounidenses más expuestas a China. Más del 50% del crecimiento y el 30% de las ventas surgieron en China durante el último trimestre. Apple mantiene el mercado de lujo en China, pero su marca está en proceso de prueba. Ahora, hay muchos telefonos inteligentes más baratos con funciones similares al iPhone y parece que Apple todavía no se atreve a apostar por el mercado low-cost. Pero, Apple sigue siendo la favorita de Wall Street.

Esto en parte tiene que ver con la gran diferencia entre la gente en China y en los Estados Unidos. En China no se había experimentado, hasta hace poco, la burbuja del mercado de valores. Mientras que una gran proporción de personas en los EE.UU invierten en el mercado, ya sea social, directa o indirectamente, a través de las pensiones u otros medios, la gran mayoría de los chinos todavía no lo hacen. Esto significa que, en general, los consumidores chinos no tienen su dinero invertido en acciones y que, por tanto, están más protegidos que los consumidores estadounidenses cuando las acciones se deslizan.

Además, la clase media china (clase consumidora) está creciendo, una tendencia que, a pesar de los problemas económicos a corto plazo, se espera que continúe a largo plazo.

Pero otras empresas que hacen negocios en China se encuentran en situaciones peores. Coca-Cola Company volvió a entrar en China en 1979 después de una ausencia de tres décadas con la toma del poder comunista. Hoy en día, es el tercer mayor mercado de la compañía, aunque se espera que pronto sea el mayor. Pero las acciones de Coca-Cola también han caído hasta un 8%. Hay muchas razones para los problemas de Coca-Cola, entre ellos la concienciación de la gente con la comida y las bebidas más saludables. Aunque la compañía ha estado buscando fuera de los EE.UU y Europa para crecer por un tiempo más largo de lo que Apple ha hecho.

Pero Coca-Cola ha tenido problemas en China que Apple. Una creciente clase media debería ser tan buena para Coca-Cola, como para Apple. Pero la gente en China tiene preferencias de bebidas bien establecidas mucho antes de que Coca-Cola se presentara en un mercado bastante saturado. Por el contrario, Apple juega con la ventaja de que hay una gran población de chinos que aún no disponen de los teléfonos inteligentes, pero que estarían encantados de comprarlos. Coca-Cola a veces ha tropezado con las restricciones del gobierno en su negocio y Apple, por su parte, se ha beneficiado enormemente de un acuerdo de 2013 con la empresa estatal China Mobile para vender iPhones.

Por supuesto que los problemas económicos de China tienen algún impacto en las empresas estadounidenses que operan allí, pero, como Apple y Coca-Cola mostró, las situaciones de esas empresas no serán uniformes. A pesar de un par de días tumultuosos en el mercado, las experiencias a largo plazo de las empresas estadounidenses en China tendrán mucho que ver con las estrategias particulares, así como con el estado de la economía del país asiático.