¿Sabías que la marca BIC intentó vender lencería?

Ya dijo Charles Dickens que “hay que celebrar nuestros fracasos para que nos guíen al éxito en el futuro”. En la historia de las mejores compañías hay siempre algún proyecto del que prefieren olvidarse, una propuesta en la que pusieron enormes esfuerzos pero que no logró cuajar en el mercado. En casi todos los casos, aquellos errores sirvieron para que esas empresas se esmerasen en remontar con brillantes resultados.

BIC
Si Bic Naranja escribía fino y Bic Cristal escribía normal… ¿Bic desechable era muy confortable? En un intento por ampliar mercado, el mastodonte de los objetos reemplazables –bolígrafos, encendedores, cuchillas de afeitar…– se propuso adentrarse en el excitante mundo de la ropa interior femenina de un solo uso.

¿Sabías que la marca BIC intentó vender lencería?

Con un artículo que distaba en exceso de su caligráfico producto estrella, factor que siempre crea confusión entre el consumidor, y unos costes de producción exorbitantemente elevados, la durabilidad de la aventura en lencería de Bic resultó tan breve como la vida de sus tangas.

¿Sabías que la marca BIC intentó vender lencería?

DELOREAN
El vicepresidencia de General Motors, John Delorean, abandonó la compañía en 1974 para fundar su propia línea de coches. Lanzó su primer y único modelo en 1981. El DMC-12 era un espectacular deportivo delineado por el diseñador italiano Giorgetto Giugiaro, que destacaba por sus puertas de ala de gaviota y su carrocería metálica de acero inoxidable sin pintar; todo un icono de la década de los 80 gracias a la saga ‘Regreso al futuro’.

¿Sabías que la marca BIC intentó vender lencería?

Sin embargo, la nueva factoría se declaró en bancarrota en 1982 tras haber producido únicamente 9.000 unidades. Pocos días antes, DeLorean había sido arrestado en Los Angeles al intentar vender un maletín de cocaína por valor de 24 millones de dólares, dinero con el que intentaba salvar su empresa. Posteriormente sería declarado inocente al demostrarse que fue la policía quien le incitó a cometer el delito.

¿Sabías que la marca BIC intentó vender lencería?

APPLE NEWTON
El momento y el lugar adecuado, ecuación sobre la que se sustenta toda tentativa de éxito comercial. Premisa a la que no se acabó de ajustar la Apple Newton, la primera PDA diseñada por la marca de la manzana. Entre las proezas de esta criatura precoz sobresale el hecho de ser uno de los primeros asistentes personales digitales con capacidad de reconocimiento de escritura.

¿Sabías que la marca BIC intentó vender lencería?

Ni eso cautivó al usuario. Puesta a la venta en 1993, se dejó de comercializar en 1998. Un fracaso que, desde las oficinas del emporio informático erigido por Steve Jobs, atañen a su elevado precio, unos 700 dólares.

¿Sabías que la marca BIC intentó vender lencería?

YOGUR COSMOPOLITAN
Marcar tendencia no siempre es sinónimo de triunfar, sobre todo si implica saltar del papel impreso a la industria láctea. Con 64 ediciones internacionales en 35 idiomas diferentes plagados de consejos para mantener la línea, en 1968 la revista Cosmopolitan decidió ir un paso más allá elaborando su propio yogur, más sofisticado y aspiracional que el resto de cremosos del mercado.

¿Sabías que la marca BIC intentó vender lencería?

El Cosmopolitan, sabor cereza o melocotón, solo aguantó 18 meses en los más selectos supermercados de medio mundo, pues al parecer no logró convencer ni siquiera a sus lectoras más fieles.

¿Sabías que la marca BIC intentó vender lencería?

CIGARRILLOS PREMIER
En 1988, cuando aún se podía fumar en todas partes pero ya empezaban a aparecer campañas advirtiendo que era un hábito nocivo para la salud, la tabaquera RJ Reynolds, se adelantó a los tiempos y lanzó Premier, una línea de cigarrillos sin humo. Con lo que no contaban era con que el invento provocara intensos mareos y arcadas, efectos secundarios que a los consumidores molestaban más que el progresivo ennegrecimiento de sus pulmones. ¿Un fracaso? A medias, porque aquel cilindro se hizo muy popular entre los adictos a otro tipo de sustancias.

¿Sabías que la marca BIC intentó vender lencería?

GERBER SINGLES
En 1974, Gerber, uno de los más importantes fabricantes de potitos para bebés, decidió redirigir sus purés al público adulto. El concepto surgía del convencimiento de que, remozando el ‘packaging’ –nueva imagen en la que se obviaba toda referencia a recién nacidos–, los solteros y estudiantes más holgazanes y poco amantes de la alta cocina, se darían a sus tarros antes que enfrentarse con una olla o una sartén.

¿Sabías que la marca BIC intentó vender lencería?

No cayeron en la cuenta de que la mayoría de estos perezosos, antes que entregarse a la ingesta de sus purés de verduras, pescado o ternera, seguirían prefiriendo pasarse por el McDonald’s o la pizzería de turno.

¿Sabías que la marca BIC intentó vender lencería?

COMIDA PRECOCINADA COLGATE
A comienzos de los 80, en una sociedad en la que el tiempo empezaba a ser un lujo escaso, el popular fabricante de dentífricos intentó hacerse un hueco en la pujante industria de la comida precocinada. Tal fue el descalabro comercial que el producto nunca llegó a traspasar las fronteras de EE UU.

¿Sabías que la marca BIC intentó vender lencería?

Los pocos que se atrevieron a probar aquellos arroces salteados y tallarines carbonara afirmaron que no del todo estaban mal; el resto los imaginaba como una indigestible pasta blanca con sabor a menta refrescante y siguió confiando en su marca de congelados habituales.

¿Sabías que la marca BIC intentó vender lencería?

MICROSOFT WEB TV
La compañía de Bill Gates intentó lanzar una plataforma de televisión ‘online’ a mediados de los 90. Solo alcanzaron el millón de suscriptores. El ingenio fue creado por la empresa Artemis, y permitía al usuario navegar por Internet a través de un televisor.

¿Sabías que la marca BIC intentó vender lencería?

Una conexión telefónica a la red que en aquella época era excesivamente cara y una población que por aquel entonces consideraba que la televisión era un aparato destinado a ver el Teledirario, dieron al traste con la proto-televisión inteligente.

[td_smart_list_end]