Busca un alquiler adecuado

Normalmente el gasto mensual que nos lleva por la calle de la amargura es el pago del alquiler. El truco es bien sencillo: el alquiler no puede superar en ningún caso el 30% de tus ingresos sino estás perdido. Si vives en un piso demasiado caro o estás a punto de mudarte recuerda este porcentaje y ponte a hacer cuentas.

No pidas prestado, no gastes por encima de tus posibilidades

Esto sirve tanto para cuando le pides dinero a un familiar como cuando vas a un banco a pedir un crédito. Si pides prestado que sea para invertir en tu futuro, para crear un negocio o para invertir en una buena idea. Si gastas por encima de lo que ingresas siempre andarás teniendo deudas.

Las deudas y los ingresos

Los límites de endeudamiento de una persona existen y marcan de manera tajante tu futuro económico a corto y largo plazo. No se puede estar endeudado por encima del 36% de tu salario. Si cobras 1.000 euros no puedes tener deudas superiores a 360 euros, de lo contrario, nunca conseguirás ahorrar.

Un presupuesto diario

La mejor manera de evitar grandes gastos es fijarse un presupuesto diario y cumplirlo. Si sales con amigos y solo quieres gastarte 30 euros, cúmplelo, no te dejes llevar y termines en el cajero sacando un poquito más.

El extraño caso del fondo de emergencia

Los fondos de emergencia no son solo cosa de nuestros abuelos. Tener un poco de dinero ahorrado puede servirnos para poder hacer un desembolso inesperado sin morir en el intento. Este fondo tiene que ser intocable.