Zalando, la tienda alemana de moda online, obtuvo un beneficio neto atribuido de 122,6 millones de euros en el segundo trimestre del año, lo que representa un incremento del 169% en comparación con su resultado del mismo periodo en el año anterior. Según informó la compañía, se alcanzaron 34,1 millones de clientes activos entre abril y junio, un 20,4% más que en 2019.

La cifra de negocio de Zalando en el segundo trimestre aumentó hasta hasta 2.034,7 millones de euros, lo que supone un total del 27,4% interanual. En cuanto al número de pedidos, la compañía alemana consiguió un crecimiento del 28,6%, llegando a alcanzar los 46,5 millones de pedidos, mientras que el importe medio de cada pedido aumentó un 0,3%, hasta los 56,9 euros.

De este modo, en el primer semestre la firma germana obtuvo un beneficio neto atribuido de 36,2 millones de euros, un 29,7% más que el beneficio contabilizado en la primera mitad de 2019, mientras que sus ingresos sumaron 3.558,9 millones, un 19,6% más.

Según David Schröder, director financiero de Zalando, “hemos salido de la primera ola de esta pandemia más fuertes de lo que entramos”.

Nuevas marcas

La compañía expresó su intención de duplicar los esfuerzos para la transición de su plataforma en la segunda mitad del año. Esta transición incluye la aceleración del programa de socios, así como el programa ‘Connected Retail‘ que permite a los minoristas tradicionales escalar fácilmente su negocio digital.

En el segundo trimestre de 2020, alrededor de 180 nuevas marcas se incorporaron al programa de socios de Zalando. Tras el fuerte crecimiento registrado en el segundo trimestre, Zalando estima un incremento de entre el 20% y el 25% del volumen bruto de mercancía (GMV) y un aumento de los ingresos de entre el 15% y el 20%, con un Ebit ajustado de entre 250 y 300 millones de euros, mientras que las inversiones oscilarán entre los 230 y los 280 millones de euros.