Seguimiento exhaustivo

Si usted está pagando a un empleado para que le entregue X cosas a la semana, ¿qué más le da si envió el trabajo a las 14.00 de la tarde o a las 2.00 de la mañana? Si aparece al día siguiente en la oficina y rinde, controlar ese tipo de cosas es una tontería, cada cual se organiza como cree conveniente.

Procesos de revisión insultantes

Si se supone que has contratado a una persona cualificada, ¿por qué todo su trabajo tiene que pasar por tus manos antes de salir ahí fuera? Está bien que revises el trabajo de tus empleados, pero ciertos procesos de revisión reiterados pueden parecer insultantes o transmitir la sensación de que no confías en tus empleados.

Oposición a la promoción

¿Por qué no puede cambiar un empelado de departamento o posición si tiene la posibilidad? No deberías bloquear los posibles logros y avances dentro de la empresa de tus grandes trabajadores. Siempre es mejor tener un buen trabajado en un puesto nuevo que tener que buscar a otros nuevo…

Sueldos secretos

La falta de transparencia en los sueldos es un gran problema en las grandes empresas. Si un empleado te pregunta cómo puede lograr un sueldo mayor y tu respuesta es que no hay forma de hacerlo, comenzara a desconfiar y, posiblemente, a buscar otro trabajo. A poca gente le interesa la estabilidad a cambio de precariedad.

Normas absurdas varias

Como empresario, ¿eres consciente de que el manual del empleado de 500 páginas no se lo ha leído nadie, verdad? Lo que deberías hacer es fijarte en qué cosas funcionan mal y poner normas acorde a cada situación, no pretender que cada empleado se lea un absurdo manual de 500 páginas con normas que posiblemente nunca le vayan a incumbir.