Troy Young, presidente de la editorial americana Hearst, ha dimitido el pasado jueves como consecuencias de acusaciones sexistas de una empleada, según ha comunicado la web corporativa.

La renuncia de Troy llega un día después de que The New York Times publicase los presuntos comentarios sexuales lascivos del directivo a una joven empleada. Además, el ya expresidente del grupo editorial habría hecho comentarios lascivos sobre juguetes sexuales y enviado pornografía por correo electrónico.

Young, de 52 años, fue nombrado presidente e Hearst en julio de 2018 , abarcando más de 300 ediciones impresas y 240 marcas digitales. Young sucedió a David Carey, que había ocupado durante ocho años.

Entre 2013 y 2018 Young presidió Hearst Magazines Digital Media, por lo que había sido reconocido en la empresa como alguien que reinventó en ella con éxito el negocio digital.

Según Steven R. Swartz, director ejecutivo de la compañía, “Troy Young y yo hemos acordado que es lo mejor para todos que renuncie a su cargo como presidente de las revistas Hearst, con efecto inmediato”.