Iberdrola ha incrementado su beneficio un 12,2% en el primer semestre del año, hasta los 1.844,9 millones de euros, gracias a las plusvalías de 485 millones por la venta a Siemens de su participación en Siemens Gamesa, según ha publicado la compañía.

No obstante, la compañía cuantifica el impacto negativo de la crisis por coronavirus que ha azotado al mundo en 153 millones sobre el beneficio neto y 228 millones sobre el beneficio operativo neto.

La empresa reafirma su previsión de crecer alrededor de un 7% durante este 2020 y de mantener la retribución al accionista en la misma proporción, según la información remitida a la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Las mayores pérdidas se registran en Reino Unido (70 millones) y Brasil (58 millones); en España ascienden a 48 millones.

La compañía señala que no puede conocer con precisión el impacto futuro del coronavirus, por la distinta velocidad de recuperación de las economías nacionales y de la demanda de energía.

Cae la facturación

La facturación del semestre baja un 9,9%, hasta los 16.467 millones, y el Ebitda un 1,4%, hasta los 4.918 millones, afectado negativamente por el coronavirus y la devaluación de las divisas (92 millones), y positivamente por la cesión de contratos de GNL (89 millones) y reliquidaciones del negocio de redes en España (33 millones). El gasto operativo neto fue un 3,3% más pequeño.

La compañía ha ido anunciando diversas inversiones, hasta incrementarse en un 2,3% hasta junio, hasta los 3.582 millones, manteniendo el objetivo de invertir 10.000 millones.

Los desembolsos de capital suman 8.237 millones en los últimos 12 meses, en los que ha puesto en operación 4.900 MW en distintas latitudes: EEUU, España o México.

Por otro lado, la generación de caja asciende a 3.922 millones de euros, y mejoran los ratios de solvencia.

En 2020, la compañía ha emitido financiación verde por 2.600 millones de euros, superando ya los 22.000 millones de euros.

La deuda financiera neta ajustada se sitúa entre enero y junio en 37.554 millones, con un incremento de 64 millones en comparación al mismo periodo de 2019, teniendo en cuenta la reexpresión conforme a la normativa contable IFR16; el coste de la deuda baja desde el 3,63% hasta el 3,23% y la liquidez de la compañía se sitúa en 14.600 millones.

Mejora de oferta por Ifigen Energy

La compañía ha comunicado a la CNMV la mejora de su oferta por Ifigen Energy para hacer frente a su competidora Ayala.

En concreto, la multinacional española ha incrementado su oferta por la australiana desde los 0,54 euros por acción hasta los 0,57 euros para hacer frente a la filipa, pero con condiciones. En concreto, deberá recibir antes del 30 de julio al menos un 13 % adicional al total de aceptaciones de su oferta recibidas a 21 de julio de 2020, que ascienden a un 4,28 % de los valores vinculados de Infigen.

Si esta condición se cumpliera, la contraprestación máxima agregada de la oferta ascendería a unos 893 millones de dólares australianos (unos 552,8 millones de euros).