Además debemos tener en cuenta que en función de la tipografía elegida (ya sea por nosotros o por la persona en cuestión) vamos a reflejar gran parte del carácter de nuestra marca. Como sucede, sobre todo, con el color. Y eso es lo que debemos tener claro a la hora de encargarlo: dejar sentadas las bases sobre lo que queremos transmitir con nuestro logo. Y es que es nuestra principal seña de identidad.

Por ejemplo:

Verde: transmite cosas como crecimiento, naturaleza, tierra, orgánico, cuidado… (Greenpeace, Starbucks…)

Negro: sofisticación, autoridad, elegancia, seducción… (Sony, Chanel…)

Naranja: felicidad, sociabilidad, ser amigable… (Fanta, Orange, Nickelodeon…)

Amarillo: optimismo, cercanía, ser “juguetón”… (McDonalds, Bic…)

Azul: seguridad, honestidad, calma, cercanía (Facebook, Ford, Barclays…)

Todo esto y mucho más es lo que ha recogido en esta increíble infografía ColourFast… ¡Atento porque tiene mucha “miga”!