Las grandes empresas no suelen contratar a través de páginas de empleo
La mayoría tienen un proceso de selección propio a través de sus páginas web, disponen de un apartado con ofertas o un email de rrhh. Si quieres trabajar en una determinada empresa busca en su web primero y apúntate a su proceso particular de selección.

En vez de inscribirte en esa web, busca el mail de la empresa
Si ves una oferta en un sitio web típico de empleo, tu candidatura no destacará demasiado frente al resto: todos en el mismo formato cerrado de la web, cientos de CV que llegan por la misma vía… Busca el nombre de la empresa en la oferta y empápate de conocimientos sobre la misma. Una vez sepas si te interesa, busca en su web un email de rrhh o contacto con alguna persona de dirección. Manda una potente carta de presentación con tu curriculum adjunto.

Adapta tu imagen a la cultura empresarial de cada negocio
No es lo mismo trabajar para el departamento de comunicación de una enorme compañía que se dedica a las finanzas o a las leyes, que trabajar para una mediana empresa de diseño y publicidad. Adapta tu cv a ambas candidaturas, tu carta de presentación, incluso tu estética si llega el esperado momento de la entrevista.

Busca empresas pequeñas y en crecimiento
Si eres joven y quieres seguir creciendo como profesional (o empezar a hacerlo) busca pequeñas empresas que puedan darte tu primera oportunidad. Puedes tener la oportunidad de crecer con ella y evolucionar dentro de la misma.

Cuida las redes sociales y úsalas como plataforma para encontrar empleo
Las redes sociales no sólo sirven para subir fotos y comentarios, también como herramienta para encontrar empleo. Además de, por supuesto, LinkedIn, Twitter o Facebook pueden ayudarte. ¡Así que cuida la imagen que proyectas en ellas!