Los síntomas de una fructífera entrevista de trabajo

Cuando salimos de hacer una entrevista de trabajo siempre pensamos: ¿Habrá ido bien? ¿Me llamarán? ¿Le habré caído mal al entrevistador? No es tan complicado saber si tenemos posibilidades de volver a cruzar la puerta de la empresa o si, por el contrario, nos las hemos cerrado todas y con pestillo. Con estos síntomas puedes saber que la entrevista, desde luego, no ha ido nada mal…

Los síntomas de una fructífera entrevista de trabajo

El entrevistador no sólo se ha mostrado agradable cuando has llegado… … si no que su amabilidad ha ido en aumento.Eso denota que has ido cayéndole mejor conforme ha ido transcurriendo la entrevista de trabajo.

Los síntomas de una fructífera entrevista de trabajo

Normalmente los reclutadores se mantienen hasta el final con la misma actitud con la que comenzaron, les caigas bien o mal, encajes para el puesto o no. Pero si su simpatía ha ido en aumento conforme han pasado los minutos, sólo puede ser una buena noticia.

Los síntomas de una fructífera entrevista de trabajo

Habéis acabado charlando con confianza Os habéis puesto a hacer la entrevista y habéis acabado charlando con algo más de confianza más allá de las estrecheces del trámite.

Los síntomas de una fructífera entrevista de trabajo

Si el ambiente ha sido tranquilo y relajado entre los dos, tienes mucho ganado.

Los síntomas de una fructífera entrevista de trabajo

Te has sentido cómodo El reclutador te ha hecho sentir de lo más a gusto durante la entrevista, has explicado todo tal y como querías. Además esta comodidad te ha permitido sacar a la luz tu mejor faceta.

Los síntomas de una fructífera entrevista de trabajo

¡Ojo! Esto no tiene porqué ser una condición sine qua non, pero sí te da muchas más posibilidades sólo por lo relajado que te has mostrado, lo que a su vez te ha permitido dar lo mejor de ti en la entrevista.

Los síntomas de una fructífera entrevista de trabajo

Y has notado que él o ella también Esto es también una buena señal… notas al reclutador cómodo contigo, se ríe, se interesa cada vez más por ti, se sale de las típicas preguntas de manual…

Los síntomas de una fructífera entrevista de trabajo

Estáis a gusto y se nota. Le interesa conocerte como profesional, quiere saber tus aspiraciones, ¡está “entregado”! ¿Qué más quieres?

Los síntomas de una fructífera entrevista de trabajo

Se ha despedido dejando una puerta abierta Hay despedidas de manual como “ya te llamaremos”, que no suelen indicar nada demasiado bueno. Pero hay otras más concretas, otras más cercanas que pueden darte la sensación de que definitivamente las cosas han ido muy pero que muy bien. ¡Suerte!

[td_smart_list_end]