Nike ha firmado un acuerdo como sastre oficial del basket norteamericano, y es que además de confeccionar la ropa para los jugadores y jugadoras de la NBA, WNBA y D-League, la marca estará asociada con la NBA también en términos de marketing y confección de merchandising a nivel mundial. Aún se desconocen los datos financieros del contrato, pero lo que sí se sabe es que durará de momento 8 años, tendrá un valoe de 1.000 millines de dólares y no entrará en vigor hasta la temporada 2017-18.

Nike lleva siendo socio de marketing global de la NBA desde 1992, pero este nuevo acuerdo pone en juego un nuevo paradigma muy valioso para la marca: será el primer socio textil de la NBA cuyo logo aparecerá en la ropa de los deportistas. También lo hará en la ropa de entrenamiento y otros ropajes oficiales sobre los que tiene los derechos.

Este reciente contrato trae también consigo la renovación del patrocinio de otros varios eventos de la NBA como NBA All-Star, NBA Global Games, NBA Draft, Samsung NBA Summer League y NBA 3X. Además, Nike seguirá siendo proveedor de equitaciones oficiales de Basketball without Borders.

El comisionado de la NBA Adam Silver ha manifestado en un comunicado que la asociación con Nike representa “un nuevo paradigma” en la estructura de su negocio de comercialización global. Además, Silver destaca en el comunicado el valor que aporta Nike a la ropa de juego gracias a la alta tecnología que emplea para la elaboración de las prendas.

Por su parte, Nike ha hablado por boca de su presidente y CEO Mark Parker, que ha pronunciado las siguientes palabras sobre el acuerdo: “estamos entusiasmados por esta asociación y por poder ofrecer toda nuestra potencia de alcance global, innovación y creatividad a la NBA para hacer crecer el juego de una manera que sólo Nike puede”. Y no lo dice en vano, pues la compañía se sabe fuerte a nivel mundial ya que posee tres de las marcas más reconocidas y conectadas al mundo del basket: Nike, Jordan y la mítica Converse.