Aquí algunas de las razones por las que deberías de hacer una búsqueda exhaustiva para hacerte parte de estas “bandas laborales de networking” que se crean en la red:

Puedes mandar “InMails” de forma gratuita con los miembros del grupo. Beneficiarte de esto te hará ahorrar unos euros y ganar privacidad.

Con los grupos puedes distinguirte del resto de usuarios. Usa las etiquetas que más se asemejen a ti: “Android”, “tecnología”, “plataformas móviles” o “app’s” podrían ser algunas de ellas.

Puedes encontrar trabajo si tu rama trata las relaciones públicas y el networking, áreas en las que puedes destacar con esta herramienta fácilmente. Las empresas buscan empelados que forman parte de estos “agoras” 2.0.

Destaca como líder y llama la atención de los reclutadores de empleos. Las discusiones y la forma de manejarse en hilos de conversación en LinkedIn hará que destaques ante gente que busca perfiles de altos cargos y mandos para su empresa.

Puedes conocer experiencias ajenas y resolver dudas. Así, te informarás de primera mano con personas que no tienen más interés que el de contar su historia en los grupos de la red.

Harás contactos que te ayudarán tarde o temprano. El famoso networking no es otra cosa que el afterwork en el bar pero con un pretexto laboral. Las buenas relaciones se crean en ambientes distendidos y la red es una plataforma idónea para conocer si quién sabe si a tus próximos compañeros de trabajo.