Sin embargo, existen unas cualidades adheridas a las personas que ya han trabajado anteriormente y que se pueden considerar “veteranos”, quienes superan los 55 años y que pueden aportar unas virtudes a la idea de negocio muy valiosas.

Carácter, valor e integridad son algunas de los adjetivos que suelen caracterizar a estos “veteranos laborales”, las cuales ha perfeccionado el tiempo y las experiencias. Aquí unos sencillos consejos para guiar al emprendedor maduro.

[vc_posts_slider count=1 interval=3 slides_content=teaser slides_title=1 thumb_size=large posttypes=post posts_in=11452]