1. Conoce a cuanta más gente, mejor
¿Por qué? Porque cuanta más gente conoces, más creces como persona y como profesional. Siempre es bueno tener una gran agenda a la que recurrir cuando necesitas algo, cuando quieres proponer un proyecto… Los contactos refuerzan a un líder de una forma insospechada.

2. Ser auténtico y honesto no quiere decir “no tener filtro”
Si una persona quiere mejorar su liderazgo debe mantener ciertas premisas. Por supuesto que un líder debe ser honesto, pero hay formas y formas de decir las cosas. Al igual que hay momentos y situaciones en las que es mejor callar…

3. Haz ejercicios que fomenten la comunicación
Ya sea entre tus empleados entre sí o para fomentar tu comunicación con ellos. Si un líder quiere seguir creciendo debe tener una comunicación constante y fluida con cada uno de sus empleados y fomentar que exista la misma entre su grupo.

4. No dejes de actualizar conocimientos
Es la base del crecimiento en todos los sentidos: no dejar nunca de aprender. Acudir a cursos de formación, preguntar dudas, ir a todas las ponencias que se pueda… un líder formado es el mejor de los líderes.

5. Nunca pierdas la humildad
Por supuesto, nunca debe dejar que la soberbia de su cargo haga mella en su humildad. Cuando un jefe o un líder pierde el respeto y adquiere la soberbia frente a sus empleados, deja automáticamente de ser un líder.