1. Las grandes empresas nacen de resolver un problema o necesidad
El cofundador de Uber, Garret Camp, dijo que quería ser capaz de, apretando un botón, poder tener un viaje a donde él quería. Y de ahí, según Kalanick, surgió la idea de crear Uber: respondiendo a esta necesidad.

2. Las grandes empresas también fueron pequeñas
“Ni siquiera podíamos haber imaginado que estaríamos haciendo esto ahora. Durante un tiempo el jefe de operaciones y yo sólo nos preocupábamos de que la empresa sobreviviese, de tener suficientes trayectos en coche como para cubrir gastos. Y mira ahora.”

3. Han aprendido a admitir sus errores
Su CEO dijo que admitía no ser perfecto al igual que su empresa, Uber, tampoco lo es. Dice que, como cualquiera, cometen errores. Uber ha intentado mejorar su imagen, como cuando ganaron más de mil millones de dólares. Entonces aseguraron que se comprometían a tener un comportamiento más social y sensible de cara al futuro.

4. Dan a la gente una opción más barata
“Uber es la opción de transporte más asequible. En la mayoría de ciudades, es la mitad de lo que vale un taxi. Y si encima tenemos en cuenta el aparcar, el seguro, el mantenimiento de un coche, la gasolina… es muchísimo más barato que tener coche.” Si quieres iniciar o hacer crecer tu negocio, resuelve los problemas de los clientes de la forma más eficiente y conveniente posible.

5. No han dejado que los obstáculos les detengan
Uber ha sido capaz de cambiar las leyes, incluso ignorarlas, con tal de crecer y expandirse. Su CEO dice: “Nos hemos enfrentado a resistencias a cada paso. Cada vez que tratábamos de entrar en una ciudad nueva, había una industria potente que quería detener nuestro progreso”. Obviamente no todas las empresas deben hacer esto, es simplemente, la lección de no permitir que nada te detenga.