La emblemática pastelería Mamá Framboise ha anunciado el cierre “definitivo” de sus establecimientos tras diez años deleitando a los paladares más exigentes.

“Queremos compartir con todos vosotros que hemos tomado una de las decisiones más difíciles para nosotros. Hemos decidido poner fin a nuestro proyecto definitivamente. Estaremos siempre agradecidos a todos y a cada uno de los clientes que han pasado por Mamá Framboise durante la última década. Gracias a todos y hasta siempre”, ha comunicado la firma a través de su página web y sus redes sociales.

Diez años de experiencias únicas

Mamá Framboise, pastelerías y cafetarías en Madrid, nacía en 2011 con el objetivo de recuperar el romanticismo y la calidad de la pastelería en España y ofrecer una experiencia única en un ambiente acogedor y diferente en cada una de sus tiendas.

Durante estos casi diez años, la marca se ha fundamentado en la búsqueda de la excelencia de la sencillez, en la artesanía verdadera basada en el uso de los mejores ingredientes naturales, y en descubrir todo un universo de repostería con creaciones que combinan originalidad y tradición.

Cierre temporal

El pasado 13 de marzo, comunicaba a través de Instagram el cierre “temporal” de sus seis establecimientos ubicados en Madrid.