Jefe, así debes mantener la compostura

Hay ciertas licencias que un jefe no se puede tomar en según qué situaciones. Al menos, delante de sus empleados. En un naufragio, la última persona que tiene que perder los nervios es el capitán del barco, pues en una empresa pasa lo mismo: ante un problema, el último que debe perder la compostura es el jefe. En esta fotogalería te damos algunos consejos sobre cómo mantenerla. Toma nota, jefe.

Jefe, así debes mantener la compostura

Tener una vía de escape Que puede ser desde jugar a Candy Crush hasta asistir a clases de yoga. Cada persona es un mundo. Lo importante para un jefe es tener algo que le ayude a distraerse, relajarse y liberar tensiones. ¿Ahora entiendes por qué en las películas siempre aparece una canastita de basket en el despacho del pez gordo de turno?

Jefe, así debes mantener la compostura

Tener alguien con quien desahogarse La soledad es muy mala consejera. Cierto es que a veces las decisiones es mejor tomarlas en solitario, pero un jefe tiene demasiada presión como para no tener nadie de confianza con quien compartir los problemas. No tiene por qué ser necesariamente alguien de la oficina, puede ser un psicólogo o Pepe el del bar donde desayunas.

Jefe, así debes mantener la compostura

Tomarse un respiro a tiempo Antes de entrar en cólera y tener que arrepentirte después delo dicho, es mucho mejor respirar hondo y pensar un segundo lo que vas a decir. Y mucho mejor aún es marcharse y volver al rato más despejado. Un jefe no se puede permitir numeritos con sus empleados. Pueden perderle el respeto o cogerle “demasiado” respeto.

Jefe, así debes mantener la compostura

Invitar al diálogo, no a la discusión Porque hablando se entiende la gente. Si como jefe algo te molesta o te parece extraño, o se te presenta una situación de alta tensión, lo mejor es que zanjes convocando una reunión inmediata con quien te plantea la dificultad. Antes de mandara tomar viento a un empleado, invítale a hablar tranquilamente.

Jefe, así debes mantener la compostura

Escuchar antes de hablar Muchos jefes tienen un gran problema con esto. Es muy importante escuchar a los empleados. A todos. Puedes fiarte más de unos o de otros, pero a veces las apariencias engañan y debes saber detectar los engaños. Para ello, lo mejor es escuchar atento cuando se te plantea una cuestión y no estallar con cualquier cosa.

[td_smart_list_end]