6 cosas que (a veces) olvidamos al aceptar un trabajo

6 cosas que (a veces) olvidamos al aceptar un trabajo

Todo el mundo se equivoca, pero hay decisiones que pueden salir más caras que otras. Por ejemplo, la de elegir un trabajo que no te guste y no se adecúe a lo que buscas. Y para que esto no te pase, te recordamos algunas de las cosas que deberíamos tener en cuenta y a veces olvidamos a la hora de aceptar un trabajo.

6 cosas que (a veces) olvidamos al aceptar un trabajo

Lo que tenemos que sacrificar
Ese trabajo que estás a punto de aceptar no te va a permitir ver a tu familia tanto como desearías, ¿realmente te compensa? A veces es mejor ganar 100 euros menos pero no sacrificar ciertas cosas. Antes de dar un “sí”, piensa bien lo que eso te puede suponer.

6 cosas que (a veces) olvidamos al aceptar un trabajo

Los compañeros que tendremos
No siempre se puede pedir conocer a los compañeros antes, pero a veces te enseñan el lugar donde trabajarás y una imagen vale más que mil palabras. Si llegas y ves caras largas o discusiones quizá deberías plantearte no aceptar. Y aunque las apariencias engañan, la media de edad de la plantilla también te puede afectar.

6 cosas que (a veces) olvidamos al aceptar un trabajo

La continuidad
Esto es algo que no se suele tener en cuenta, especialmente cuando no hay otra oferta para elegir, pero es importante. A veces es mejor no entrar en un sitio donde puedan prescindir de ti tras dos semanas de prueba e invertir el tiempo en buscar algo mejor donde tu trabajo sea valorado.

6 cosas que (a veces) olvidamos al aceptar un trabajo

La rutina de trabajo
Dejarse llevar por un buen sueldo o un trabajo motivador no siempre es bueno. Quizá el trabajo te encante y esté muy bien pagado, pero quizá no puedes ser todo lo creativo que quieres, tengas que trabajar desde casa y esto no sea lo tuyo o el mecanismo de trabajo sea muy intenso para tu gusto.

6 cosas que (a veces) olvidamos al aceptar un trabajo

Lo que nos aporta realmente
Si tienes una meta como profesional y te ofrecen un trabajo que no ayuda de ninguna manera a completar el camino hacia ella, quizá aceptarlo no sea lo más adecuado. Hay que tener bien claro quién somos y qué queremos conseguir. A veces es mejor no aceptar cualquier cosa y esperar algo mejor.

6 cosas que (a veces) olvidamos al aceptar un trabajo

Las posibilidades de superación
Hay quien prefiere sentarse en una mesa y hacer un trabajo cuasi mecanizado que no le suponga el más mínimo esfuerzo tras una etapa de aprendizaje, pero también hay quien necesita retos diarios con los que probarse y aprender a ser mejor profesional. Antes de aceptar ten claro qué quieres para el resto de tus días laborables.

[td_smart_list_end]