José Luis Moro, socio fundador y director creativo de Pingüino Torreblanca & The Guayominí Project, estrella del Nasal pop y multicoleccionista, no ha parado de trabajar en su nuevo proyecto a pesar de las semanas de confinamiento.

Este licenciado en Derecho que a finales de los 80 emprendió una breve carrera musical, siendo estrella fugaz del pop bajo el nombre Un pingüino en mi ascensor, cuenta cómo ha sido grabar el proyecto y el lanzamiento del mismo en un momento en el que la sociedad española camina hacia la “nueva normalidad”.

“El proyecto del disco nació antes de que empezara todo esto. Teníamos algunas canciones nuevas y nos apetecía hacer algo un poco especial. Decidimos hacer un disco de vinilo en formato EP que contiene cuatro canciones“, explica Moro.

El músico asegura que es un proyecto que le hace especial ilusión porque le recordaba a los primeros discos que compró a principios de los 80 en su época de adolescente.

El disco se iba a fabricar en República Checa y a presentarse el pasado 8 de mayo, pero las circunstancias no lo han permitido. Todo el proceso lo han llevado a cabo durante el confinamiento.

“Pensé que iba a ser mucho más complicado, pero después del susto inicial, las cosas fueron bastante sencillas”, asegura Moro.