Más allá de la facultad y de los cursos que valen un ojo de la cara, una formación alternativa y barata son las que nos ofrecen los “podcast”. Estos se encuentran Sticher o iTunes y pueden ofrecernos historias inspiradoras para nuestra carrera.

Cursos online: Youtube, blogs y bitácoras en línea son una fuente información inagotable. Estas son gratuitas, pero invertir en cursos de conocimientos como marketing o nuevas tecnologías son un dinero que, además de bien destinado, no supone una cantidad desmesurada.

Acudir a la biblioteca es esencial para adquirir unos hábitos que nos nutran en la cultura de la lectura. La cual, según estudio de la empresa Zig Ziglar, el 58% de los estudiantes que abandonan la universidad no vuelven a visitar una biblioteca. Allí encontrarás de forma gratuita manuales interesantes referidos a cualquier ámbito profesional.

Únete a un grupo: no importa de qué: blogs, negocios, marketing o cualquier pasión que guardes. Relacionarte con gente afín a ti mejorará tus aptitudes tanto sociales como profesionales.

Acude a seminarios o conferencias: la mayoría de ellas gratuitas, te otorgarán la oportunidad de conocer a personas que han pasado por tu situación inicial y superado obstáculos. Lanza cuestiones y preguntas sin dudar. Y no olvides nutrirte más tarde complementando las reuniones asistidas.