Aprende a ser eficiente con el trabajo a distancia

Trabajar a distancia, fuera de las paredes de la empresa, puede ser algo buenísimo para ambas partes o un auténtico desastre. Corres el riesgo de perder una comunicación fluida, de no cumplir con tus plazos o de “dormirte en los laureles”. Por eso hoy te traemos estas claves tan necesarias para que seas lo más eficiente posible trabajando lejos de tu empresa.

Aprende a ser eficiente con el trabajo a distancia

Organización Parece (y es) una auténtica obviedad, pero es donde más fallan las personas que trabajan fuera de la empresa. La desorganización a la hora de establecer todo lo que tenemos que hacer nos impide ser eficientes. Lo mejor es hacer las cosas de una en una, enfocarte y no parar hasta zanjarlo. Intentar abarcar muchos asuntos a la vez es contraproducente.

Aprende a ser eficiente con el trabajo a distancia

Lugar idóneo para trabajar, estés donde estés Da igual si es en casa, si estás de viaje de trabajo en un hotel, si trabajas como corresponsal… mil y una posibilidades de empleo fuera de la oficina. Y una solución común: elegir el sitio idóneo para trabajar allá donde estés. Tiene que ser un sitio, a poder ser, tranquilo, poco o nada ruidoso, con buena luz, donde te encuentres cómodo. De esta forma será muchísimo más sencillo ser eficiente y sacar tu trabajo adelante cuando corresponde. Hacerlo de cualquier forma y en cualquier lugar te hará perder un tiempo precioso.

Aprende a ser eficiente con el trabajo a distancia

Rutina diaria a seguir La rutina es esencial tanto dentro como fuera de la oficina. Es importantísimo que establezcas un horario de levantarte, una hora para comenzar a trabajar, una hora para descansar, para comer… eso sí, por algo se llama rutina: debe ser siempre a las mismas horas. No te la saltes, porque puede romperse tu horario/agenda, y es difícil retomarlo.

Aprende a ser eficiente con el trabajo a distancia

Comunicación constante y fluida Que no estés en la empresa no quiere decir que vayas por tu cuenta. Debéis mantener conversaciones, aunque sea por mail, a diario. Debe fluir la comunicación, resolver las dudas, intercambiar opiniones o propuestas… En fin, estar siempre presente.

[td_smart_list_end]