Reglas básicas que debes seguir en una comida de negocios

Ve a un lugar que conoces Si la organización depende de ti, no arriesgues, apuesta por un lugar conocido en el que sepas que tu comensal invitado puede estar a gusto. Sé un buen anfitrión y recuerda informarte sobre sus alergias o hábitos alimenticios.

Reglas básicas que debes seguir en una comida de negocios

No llegues tarde Llegar tarde siempre está mal visto, pero si encima es a la hora de comer, te pueden comer vivo. El hambre tiene un poder de enfado que no debes subestimar, y si encima hay una reserva de por medio, el enojo del resto puede ser monumental.

Reglas básicas que debes seguir en una comida de negocios

Paga disimuladamente Si el anfitrión eres tú, debes pagar tú. Para evitar el momento incómodo de la cuenta lo mejor es que aproveches una visita al baño de tu comensal o, si son varios, des la tarjeta al metre o camarero al inicio y de forma discreta.

Reglas básicas que debes seguir en una comida de negocios

Olvídate del móvil Si estás esperando una llamada urgente y quieres dejarlo encima de la mesa, advierte a los comensales de esta situación. No les parecerá mal que tengas el móvil a mano por esta razón, pero si no avisas pueden tomarlo como una falta de educación.

Reglas básicas que debes seguir en una comida de negocios

Compórtate Esto no se le debería tener que decir a nadie, pero a veces es necesario recordarlo. Si haces ruido al comer o sabes que pones todo perdido cuando comes ciertos platos, ponle remedio a lo primero y evita lo segundo. Saca a relucir tus buenos modales.

[td_smart_list_end]