En el segundo puesto de la lista, a matemáticos y estadistas les siguen aquellos que se dedican a los servicios de seguridad. Los trabajadores en paro de este sector solamente ocupan un 7,45% del total. De esta forma, encabezan el ranking junto a los que ocupan el primer puesto siendo las dos únicas profesiones de España cuyo total de parados es de menos del 10%.

Del tercer puesto en adelante las cifras ya superan el 10% del total de parados del país. Los profesionales del Derecho encabezan esta segunda parte del ranking con un paro del 10,63%. A los juristas les siguen veterinarios y profesionales de la salud con un 10,65% y un 12,18% de paro.

Poniendo la vista en los últimos puestos del ranking, aquellos trabajadores que solamente han recibido formación básica, como el graduado escolar o el bachillerato, y no han cursado estudios superiores suponen el colectivo con mayor paro de España. El porcentaje que les representa es del 39,25% del total.

En cuanto a los datos distinguidos por sexos, las cosas cambian bastante. Existe más paro entre mujeres que entre varones. Como prueba, las cifras a partir de las que comienzan los porcentajes de paro por sectores. Los hombres tienen un 3,54% de paro en el sector que menos y las mujeres un 7,79%.

Pero entre hombres y mujeres no solamente varían las cifras, sino también los sectores. Para ellos los tres primeros puestos del ranking no varían, sin embargo para ellas sí. Exceptuando el de las matemáticas y la estadística, que sigue siendo el primero en ambos casos, para las mujeres el segundo sector con menos paro es el de la informática (11,62%) y el tercero el de la salud (13,42%). Para los hombres el los cuatro primeros son iguales que en el ranking general, pero el quinto ya difiere, en su caso es el de las ciencias sociales (7,84%) y en la lista general es el de la salud.

Por último, además de los porcentajes deparo por sectores, la EPA también da otros detalles estadísticos que ayudan a comprenderlos. Uno de ellos es que de los 38,5 millones de personas paradas que hay en España, 23,9 millones poseen únicamente formación básica.

El resto de los parados españoles siguió estudiando tras la formación básica y cursó estudios de nivel superior. Y entre ellas, las disciplinas que más se estudiaron son la enseñanza comercial y la administración, que suponen el 7,93%, la mecánica, las electrónica y otras formaciones de carácter técnico (5,92%) y, por último, todas aquellas relacionadas con la salud (4,15%).