El apretón de manos es lo que ofrecerá de ti una primera imagen, cómo te pones de pie y te sientas , tu mirada y expresión facial, hacia donde te coloca los brazos, manos o piernas es parte del lenguaje corporal que ayudará a establecer la impresión de confianza y compromiso que quieres transmitir el entrevistador. Aquí algunos consejos que no debes olvidar para crear el climax idóneo:

Habla sobre la actualidad de la empresa, hará ver que estás interesado e informado en su circunstancia actual. Para ello puedes descargar una nota de prensa actual en su propia página web. Será un tema recurso muy acertado.

Pregunta sobre los retos de la empresa a corto o medio plazo: querer saber hacia dónde se dirija hará ver en tu persona un interés real y comprometido. Además obtendrás una información útil si dudas sobre el puesto.

Crea vínculos con pequeñas charlas: aporta información extra dando algún que otro paso y preguntando sobre lo que te rodea. “¿Cómo llego a este puesto o qué hizo antes?” o un comentario sobre una foto en la habitación romperá el hielo y le hará ver al entrevistador una parte cercana de ti que quizás no conozca de otro modo.