Cada vez hay más smartphone
Y a la vez que crece el número de teléfonos inteligentes, crece el número de usuarios de Instagram, lo que supone más público. Al tratarse de una red social que nació como una ‘app’ para iPhone, su desarrollo está íntimamente ligado al de la telefonía móvil.

El contenido se ve sí o sí
Desde que existen los contenidos patrocinados en Facebook, a las marcas pequeñas les cuesta competir con las grandes por cuestión de presupuesto, pero en Instagram esto no pasa porque no existe el pago. La visualización del contenido está asegurada.

Los usuarios se involucran más
Un estudio reciente demostró que el 71% de los adultos on line tiene Facebook, mientras que solamente el 26% tiene Instagram. Sin embargo el compromiso participativo en Instagram es del 4,21% por seguidor, 58 veces más que en Facebook.

Pueden conseguirse seguidores específicos
Gracias a los hashtag las marcas pueden conseguir seguidores realmente interesados en tu producto. Si un seguidor busca X hashtag es porque realmente le interesa lo relacionado con esa palabra y, por tanto, puede interesarle tu producto.

Permite ser creativo
Una buena narración visual es más atractiva que un texto e Instagram es el escenario perfecto para dar rienda suelta a la creatividad. Se pueden contar historias y los usuarios pueden hacerse una idea de lo que es la marca a través de su perfil.

Conectar emocionalmente es más sencillo
Muchas marcas optan por publicar en Instagram fotos entre bastidores, fotos de su rutina de trabajo, del día a día de la empresa, y esto hace que se cree una conexión más personal con los usuarios. Y las personas siempre venden más que las cosas.

Favorece el posicionamiento en la Red
Entre otras cosas, para que una marca tenga una presencia contundente en los motores de búsqueda es importante que distribuya información por varios canales, especialmente en redes sociales. De ahí la importancia de estar en Instagram.