Un nuevo estudio realizado por el Centro para la Empresa Familiar de la Universidad de St. Gallen, Suiza, realiza un ranking de las 500 empresas de propiedad familiar más grandes del mundo, basándose en sus ingresos. El informe destaca que las empresas familiares, que constituyen entre 80 y 90% de las empresas en todo el mundo, son un importante motor del PIB y el crecimiento del empleo.

“Lo que me llama la atención es la capacidad de las empresas familiares –las que tradicionalmente son vistas como esa pequeña tienda de la esquina– para crear un valor significativo”, dice Thomas Zellweger, profesor de administración de empresas en la Universidad de St. Gallen y director general de su Centro para la Empresa Familiar.

Los miembros del índice Family 500 combinan ventas totales anuales por 6.5 billones de dólares, suficientes como para ser la tercera economía más grande en el mundo (superada sólo por EU y China) y emplean a casi 21 millones de personas, alrededor de 42,000 personas por empresa, en promedio. (El conjunto de datos incluye a empresas privadas con más de 50% de propiedad familiar de derecho de voto y empresas públicas con al menos 32% de propiedad familiar de derecho de voto. La cifra fue determinada luego de que los analistas de datos en St. Galen observaron que “en los países de la OCDE, en promedio, 30% de los votos son suficientes para dominar la asamblea general de una empresa pública.”)

Se trata de familias que siempre han encontrado una manera de llevarse bien y lo han hecho durante mucho tiempo. La empresa promedio en el índice Family 500 ha estado en el negocio durante 88 años, aunque el promedio está sesgado por algunos veteranos impresionantemente longevos. La firma más antigua, la Takenaka Corporation, ha estado presente desde 1610, cuando un carpintero abrió un taller en Nagoya. Los Takenaka siguen controlando la firma de ingeniería y construcción hoy, y la familia ha sido capaz de superar los problemas familiares y de negocios, así como las amenazas políticas, durante más de cuatro siglos.

“Con una empresa familiar el reto es combinar el mundo más racional de los negocios con el mundo más emocional de la familia”, dice Englisch.

[vc_posts_slider count=1 interval=3 slides_content=teaser slides_title=1 thumb_size=large posttypes=post posts_in=6799]