Mi idea de negocio va a cambiar el mundo
La clave para emprender es buscar algo que pueda mejorar la vida de las personas. Ganar dinero quiere todo el mundo, pero no es el único fin que debe tener tu negocio porque probablemente acabes siendo uno más.

Todo es posible
Que tu límite sea el infinito. Sé prudente a la hora de establecerte metas, pero que tu motivación no tenga limitación. Intenta aspirar siempre a lo máximo posible. ¿Por qué va a ser imposible eso que estás pensando? La suerte hay que buscarla.

Mi equipo es increíble
¿A quién tienes a tu lado? A los mejores. Has depositado tu confianza en ellos, tienes que motivarlos, hacer que crean tanto como tú en el proyecto, que se impliquen y para ello debes hacerles sentir grandes. Y recuerda que los éxitos son de todos.

El rechazo es útil
Posiblemente presentes tu idea a muchos concursos que no ganarás, te cerrarán puertas por no poner un precio lo suficientemente asequible o, directamente, te dirán que tu idea es un bodrio. No te desanimes, sólo convierte cada rechazo en una oportunidad para mejorar y subir otro escalón hacia el triunfo.

Soy especial
Quizá te parezca que pensar esto es absurdo y te sentirás como Ralph el de Los Simpson, pero piensa en él, era feliz, ¿verdad? Pues eso. Si en vez de pensar que tus ideas son de loco, crees en ellas y piensas que son en realidad especiales, serás invencible. Pueden copiar tu idea, pero no tendrán tu pasión ni tu visión.

Sé lo que hago
Siempre habrá alguien que cuestione tu trabajo, seas o no nuevo en un sector. Cree en ti mismo, confía en tu saber hacer y en tus cualidades. No te dejes llevar por todas las críticas que escuches, hazlo sólo por las que te aporten ideas. Si alguien te dice que estás equivocado pero no te lo demuestra, ¿de qué sirve? Sigue tu propio camino.