Las redes sociales pueden ser el mejor aliado o el peor enemigo de una empresa. Siempre dependerá de la actitud que tomen frente a los usuarios que tienen en su base. Hay marcas que no se molestan en contestar las peticiones, reclamaciones o quejas de sus clientes a través de Twitter o Facebook. Eso sí, siguen subiendo contenidos. Error garrafal.

El cliente que hay al otro lado de la pantalla, aunque no lo veamos, es tan importante como el que tenemos en nuestra empresa de forma física. O más. ¿Por qué? Porque tiene una increíble capacidad, gracias al soporte que le da la red, de hacer llegar su queja a cientos o miles de usuarios más. Debes contestar de una forma agradable y educada, a cada una de las preguntas o quejas de tus clientes o potenciales clientes.

En cuanto al número de publicaciones diarias, y como hemos dicho abriendo este artículo, hay que ser moderado sin dejar de tener presencia. Un contenido cada media hora, o cada hora (según el tipo de empresa) está bien. Acribillar al usuario de las redes sociales colapsando su TL en Twitter o su muro en Facebook hará que, simplemente, se vaya de tu lado.

Para un usuario es mucho más sencillo hacer “unfollow” que “follow”, es decir, “dejar de seguir” que “seguir”.Un12% de los usuarios de Twitter ha dejado de seguir una marca en los últimos días. Menos que Facebook, con un 25% en el último mes. Sin embargo, LinkedIntiene una mayor fidelización con el cliente o usuario: el 49% de los usuarios reconoce que nunca deja de seguir a una marca. Estos datos y otros muchos se encuentran en esta infografía realizada por BuzzStream y Frac.tl