Aquí unos consejos de asesores si decides aceptar un formato de contrato a tiempo parcial.

Deberás esforzarte para que tus prioridades laborales, horarios, y tus planes de futuro sean totalmente transparentes para la empresa.

Encargarse de fomentar este tipo de contratos, con cuidado de demostrar que dichos acuerdos laborales no afectan de forma negativa para las empresas y que, de hecho, tienen incluso un impacto positivo.

Establecer rutinas que no deberás saltarte: así conseguirás separar tu tiempo laboral del personal para que ninguno afecte al otro.

Se cultivan para ser exitosos directivos que hacen oídos sordos de los escépticos en este modelo contractual.

Por último, con suavidad pero con firmeza, recuerdar a tus “partners” que, a pesar de tu condición de tiempo parcial, sigues siendo un factor primordial en la empresa que no puede ser obviado o ignorado.

De este modo, si llevas a cabo estas recomendaciones, conseguirás que la empresa esté más receptiva y abierta a propuestas de trabajadores con un contrato de tiempo parcial.