Según este estudio el 89% de las mujeres que se lanzan en una aventura empresarial creen que no se fomenta la creación de nuevos entes por parte de las instituciones, y el 70% culpa directamente al Estado y a las Comunidades Autónomas.

Así pues, parece que no es cuestión de sexo, sino de ayuda estatal la cual, según las mujeres, es nula o casi inexistente. Entonces, llega la autofinanciación: el 36% de las empresarias tuvieron que costearse de su bolsillo su proyecto.

¿Cuál es el perfil de la fémina empresaria y cuánto necesita para comenzar? El rango de edad se establece entre los 35 y 44 años, mientras que para apoyar sus sueños necesitarían de 10.000 a 50.000 euros.

Por otro lado, ¿dónde invierten ellas? Según este estudio el 48% decide abrirse camino en el comercio y la hostelería, fomentado por la falta de alternativas en el mercado laboral. Asimismo, las encuestadas reconocen algunos aspectos a mejorar antes de lanzarse al mercado: conocimientos de marketing, nuevas tecnologías y gestión empresarial son las asignaturas pendientes.