¿Cómo controlar el lenguaje corporal en una entrevista de trabajo?

El momento crucial, la prueba de fuego o el ejercicio definitorio. Llama como quieras a la entrevista laboral, pero intenta superarla de forma fácil teniendo en cuenta que la mayoría de la información que transmitimos es no verbal. ¿Sabes cómo controlar esta información? Aquí unas pautas para dar la mejor impresión personal.

¿Cómo controlar el lenguaje corporal en una entrevista de trabajo?

Evitar desviar la mirada
Así negarás que escondes algo o que te encuentras nervioso. Mirar a los ojos es algo clave para transmitir confianza, además de hacerle sentir al interlocutor que habla con una persona interesada.

¿Cómo controlar el lenguaje corporal en una entrevista de trabajo?

No toquetear objetos o el pelo constantemente
Otro síntoma de nerviosismo es el hecho de que manoseemos algún folio o recurramos –en caso de las féminas- a tocarse el pelo de forma excesiva. Esto denota anti naturalidad y resta seguridad al mensaje.

¿Cómo controlar el lenguaje corporal en una entrevista de trabajo?

Abre y cierra la entrevista con el correcto apretón de manos
Sé seguro y demuéstralo. No dudes en ser firme y contundente, pero tampoco excesivo. Muchos entrevistadores tachan a este momento como la decisión final ante la duda de contratación.

¿Cómo controlar el lenguaje corporal en una entrevista de trabajo?

Controla tu posición corporal
No curves la espalda ya que denota hastío y cansancio. Las piernas relajadas y sin cruzar harán una postura más natural. Además pega tu columna a la silla para evitar que sientan cómo te abalanzas hacia el entrevistador.

¿Cómo controlar el lenguaje corporal en una entrevista de trabajo?

La expresión facial y la actitud
La posición que adaptes se verá reflejada en tu rostro. La atención no puede faltar, además de la seguridad. Para paliar esta última conciénciate de que lo que vas a narra lo haces a alguien de confianza, tu cara irradiará un mensaje positivo y atractivo.

[td_smart_list_end]