1. ¿Quieres usar Internet pero no recibir llamadas? Muy sencillo: activa el modo avión y posteriormente la conexión WiFi. De esta forma si te llaman aparecerá como apagado y no te molestarán (podrán dejar un mensaje en el buzón), pero tú estarás navegando por internet o hablando por Whatsapp.

2. ¡Adiós a la cobertura en el metro! Sales y no llega… no llega… no llega… ¡Modo avión ayúdame! Es tan sencillo como activarlo, dejar que pasen unos segundos y volverlo a desactivar. ¡Tachán! La cobertura ha vuelto.

3. Estás jugando con un juego gratuito (app) y te desesperas porque no para de saltarte publicidad. No te preocupes, activa el modo avión y podrás hacerlo tranquilamente (gran parte de los juegos no necesita conexión a internet). La publicidad va ligada a los datos, así que es el truco perfecto.

4. Tu batería está en las últimas y sólo tienes media hora para cargar el móvil. Optimiza y aprovecha el tiempo poniendo tu móvil en modo avión cuando lo pongas a cargar. Lo hará mucho más rápido.

5. Por supuesto, si no llegas a casa para cargarlo como en el punto anterior, ponlo en modo avión antes de que sea demasiado tarde y se te apague. Imagínate que vas de camino al lugar donde has quedado con un amigo y tienes que avisarlo cuando llegues, pero ves que la batería no va a durar… Ponlo en modo avión hasta ese momento y quítalo cuando necesites tener conexión. Alargarás de forma considerable la vida de tu batería.