Os vamos a mostrar 5 errores muy repetidos en la contratación que cometen las nuevas empresas. Normalmente, estas equivocaciones suelen desaparecer con el tiempo y la experiencia, pero cuanto antes dejen de cometerlas, antes podrán coger el ritmo empresarial de las otras compañías que ya están asentadas en el mercado.

Contratar amigos. Deben intentar separar la amistad de los negocios. Si no están realmente preparados para el cargo, puede costarte muy caro.

No contar con un departamento de recursos humanos. Es cierto que puede suponer un gasto que en un principio parece innecesario, pero con el tiempo se darán cuenta de que realmente sí lo es. Además, pueden contratar especialistas solo para un proceso de selección de candidatos. Es una inversión que seguro después valorarán.

No realizar entrevistas de trabajo. No hay que guiarse solo por el currículum, una conversación telefónica o un cruce de correos electrónicos. Deben sentarse cara a cara con el candidato para saber si es adecuado para el cargo.

No acordar un periodo de prueba antes de firmar un contrato indefinido. Puede que esa persona parezca la adecuada en la entrevista, pero que luego no funcione bien en el equipo. No hay que arriesgarse sin probar cómo trabaja.