Esta práctica puede resultar muy injusta, porque hay muchos candidatos que están esperando su primera oportunidad y que seguramente sean muy válidos. Las empresas que arriesgan y apuestan por empleados que demandan su primer empleo muchas veces triunfan al darle un ambiente renovado a la compañía.

De todas formas, también puede salir mal (o no tan bien) contratar a candidatos que optan a su primer empleo. Aunque también con aspirantes veteranos te arriesgas a otros comportamientos negativos. Te vamos a mostrar siete conductas negativas que pueden tener los trabajadores en un primer empleo. Muchas de ellas son por falta de experiencia, y seguramente se corrijan con el tiempo.

1. Falta de voluntad para empezar desde abajo.

2. Poca paciencia y tenacidad.

3. Desafiar a la “autoridad”.

4. Falta de iniciativa.

5. Mala ética de trabajo.

6. Irresponsabilidad.

7. Falta de habilidades para la resolución de conflictos.