¿Cuál es la mejor gran empresa tecnológica para trabajar? ¿Y la mejor big four? ¿Y qué hay de la que mejor trata a sus profesionales en el sector de la salud? La misión era clara y precisa: averiguar la verdad rasgando el tupido velo de tanta palabrería sobre la felicidad de los empleados y la supuesta obsesión con el talento. Y para hacerlo, había que identificar las grandes compañías que más ayudan, motivan, pagan y cuidan en España según sus propias plantillas.

Forbes las ha examinado, con la ayuda esencial de un sondeo exclusivo y en profundidad de Sigma Dos, a través de las opiniones de más de 8.000 profesionales sobre 38 indicadores distintos que reflejan su satisfacción y su bienestar.

Todas las participantes han aceptado un exigente proceso que ha incluido entrevistas por cuestionario en las que se cuantificaron la excelencia o insuficiencia de sus políticas de gestión del talento. Así, las empresas no solo han realizado un profundo ejercicio de transparencia, sino que han demostrado estar dispuestas a acatar el veredicto público de sus plantillas y a tomar buena nota de sus índices de satisfacción. Apostar por el talento es escuchar al talento, ser transparentes sobre lo avanzado y someterse a su veredicto. Y ellas lo han hecho.

Metodología Ranking Forbes

Un ranking de las mejores empresas donde trabajar tiene que contar sobre todo y ante todo con las opiniones de los trabajadores. Tras la primera edición de este estudio, Sigma Dos ha elaborado por segunda vez el prestigioso ranking Forbes de las 50 mejores empresas para trabajar en España.

Sigma Dos contactó en total con alrededor de 2.000 empresas. Este estudio se ha realizado entre las principales compañías del país y que superan los 500 trabajadores en ámbito nacional, sometiéndose a un exigente proceso que incluía la entrevista por cuestionario de como mínimo 80 de sus profesionales, llegando a cuantificar 38 aspectos distintos ligados a su bienestar. Con todos estos aspectos y dimensiones, debidamente ponderados, se ha establecido el índice con el que confeccionar el presente ranking de empresas.

Los profesionales encuestados han valorado la calidad de la retribución tanto salarial como vía complementos, incentivos y pagos en especie. En un contexto que exige la igualdad entre los distintos y premiar a los mejores, también respondieron si consideraban que el salario era o no equitativo. Buscando más matices, se les preguntó por el salario emocional que reflejan indicadores como la posibilidad de flexibilizar las jornadas y el fácil acceso a días libres y vacaciones, las medidas de conciliación o la existencia de canales para participar. Bajo el epígrafe de ‘organización’, pudieron juzgar la excelencia de la responsabilidad social corporativa, el compromiso medioambiental y el poder de la marca. Al final, les pedimos que, como ‘conclusión’, le pusieran nota a su visión global de todos los aspectos. Una empresa no siempre se merece la nota que le da el mercado, pero nunca deja de merecerse la que le otorgan sus trabajadores.

Para que el resultado fuera representativo, Forbes ha optado por configurar un ranking de 50 grandes firmas de todos los sectores a partir de los datos de las estudiadas.

Así pues, este ranking constituye una herramienta cualificada para conocer las mejores prácticas y establecer parámetros de comparación que permitirán mejorar los estándares en las empresas, en su afán de optimizar, y que terminarán de uno u otro modo revirtiendo en una mejora de la sociedad en su conjunto.