Tim Cook debe estar de lo más contento. Y es que el CEO de Apple, ganó en 2014 9,2 millones de dólares, lo que supone una cifra en torno al doble de lo recibido en 2013 (4,2 millones de dólares). De esos 9,2 millones de dólares percibidos éste pasado año, 6,7 millones fueron en concepto de compensación y 1,7 millones como salario.

Angela Ahrendts (encargada de la estrategia de ventas en el área minorista) es una de las “recién llegadas” a la empresa, pero no lo parece por su sueldo: ganó 73 millones de dólares, aunque 70 de ellos fueron en acciones.

Peter Oppenheimer (director de finanzas de la compañía) ganó 4,5 millones antes de retirarse en septiembre, lo que supone el doble de sus ingresos de 2013. Su sustituto, Luca Maestri, ganó 14 millones de dólares, de los cuales 13 fueron en acciones y bonos.

Jeff Williams (jefe de la cadena de suministro y vicepresidente senior de operaciones), recibió 24 millones de dólares, 20 de los cuales fueron en acciones

También Eddy Cue (director de algunas de las aplicaciones de la compañía como iTunes, App Store, Apple Pay, Siri, Apple Maps o iCloud), ganó exactamente lo mismo que Williams. ¿La diferencia? Esto para él supuso ganar 12 veces más que en 2013.