Las personas narcisistas en muchos casos cometen el error de entorpecer el trabajo, con la intención contraria. Quieren lograr ellos todos los méritos, y por eso pocas veces suelen pedir ayuda. Además, la mayoría son personas brillantes profesionalmente, pero se oscurecen con su falta de compañerismo.

En el trabajo, a los narcisistas les encanta presumir de lo bien que realizan sus tareas. No debe sorprenderte si repite varias veces cuáles han sido los logros de su trayectoria profesional.

El principal problema de los narcisistas en el trabajo es su egocentrismo. Siempre están pensando en ellos mismos, por encima de los demás. Por lo que son muy malos compañeros cuando hay que trabajar en equipo.

Suelen creer que son superiores al resto, y que su verdad es la única válida. Por culpa de eso, entorpecen muchos proyectos, ya que es mejor tener diferentes visiones para lograr un mejor trabajo.

No suelen encajar en ningún grupo en el trabajo, ni con otros narcisistas. Ya que ellos también querrán tener siempre la razón y habrá una disputa constante.

Si tienes que trabajar con un narcisista, evita llevarle la contraria en cosas sin importancia y obvia cuando sea pesado contándote sus méritos. Si tienes algún problema más grave, comunícaselo a los superiores.