Los mejores candidatos posiblemente se hayan ido para cuando se hayan decidido a darles una oportunidad en su empresa. La competencia y la abundante preparación llaman a la puerta y presionan a la persona que extiende el contrato.

Según una encuesta de Global Talent Recruitment Survey, la mayoría de los candidatos rechazan las ofertas laborales por las siguientes razones.