Es más, al no tener ingresos, es mucho más estresante que cualquier otro trabajo. Ya que todos necesitamos dinero para poder vivir. Por tanto, la búsqueda de empleo muchas veces puede resultar desesperante. Sobre todo, si tenemos a personas a nuestro cargo.

Nosotros te invitamos a que intentes relajarte, porque así, tendrás la cabeza más despejada y te será más fácil encontrar un empleo. No solo a la hora de echar currículums o encontrar oportunidades, también cuando estás en una entrevista de trabajo o negociando tu futuro sueldo. Son diferentes etapas de un mismo proceso, en el que el estrés puede entorpecer tu búsqueda.

1. Hazte un horario para invertir tiempo en la búsqueda de empleo. Así resultarás más productivo y tendrás tiempo para hacer otras actividades.

2. Distribuye tu tiempo quitándote primero las tareas más pesadas. De esta manera, no te resultará tan agobiante la búsqueda diaria.

3. Emplea tiempo en la formación. Eso también forma parte de la búsqueda de trabajo. Ya que estás aumentando tus posibilidades de encontrarlo.

4. Muévete. No importa cómo lo hagas. Sal a caminar, haz ejercicio, pero muévete. Quedarte sentado todos los días te bajará el ánimo.

5. Sé positivo. El ánimo es muy importante en la búsqueda de empleo. Muchas veces la perspectiva positiva te ayuda a visualizar (o crear) nuevas oportunidades.

6. Apóyate en tu familia y amigos. Seguramente esta situación no esté siendo fácil para ti. Así que comparte tus sentimientos con las personas de tu confianza. Te ayudará a sentirte mejor.